FLAN DE HUEVO, CANELA Y VAINILLA, AL BAÑO DE MARÍA

20151011_143803

EL PRODUCTO
La palabra flan proviene del francés flado –torta, objeto plano- y aparece en Apicius (Dulcia domestica et melcaes). En su origen se hacía con huevos, leche y miel y, cuando se cuajaba, se rociaba de pimienta. Ya en la Edad Media esta receta se hizo muy popular en épocas de Cuaresma cuando estaba prohibido comer carnes. Entonces surgió el “flado” (torta, objeto plano, en latín) de huevos cuajados en versiones saladas y dulces, con pescado, verduras y también frutas, queso y miel.
En la France y la Espagne, la versión dulce del “flado” comenzó a servirse como postre, con una salsa de caramelo, y pasó a llamarse “flan” o “creme renversee au caramel”, allende les Pyrenées. Llegó a América a través de Colón, que era un golosón y hoy en día es uno de los postres más populares del mundo.

INGREDIENTES (Para un litro de leche)
1 litro de leche
8 huevos
16 cucharadas de azúcar
1 palo de canela
1 rama de vainilla

PREPARACIÓN

En primer lugar hay que buscar un flanero o un cuenco de aluminio que pueda acoger el líquido y soporte el fuego. Cubrir el fondo con agua y azúcar y ponerlo a fuego suave hasta que se haga el caramelo.

20151010_170458

Según vaya haciéndose hay que mover de flanero para que quede adherido al fondo y a las paredes, en su totalidad y se retira y se deja enfriar.
En paralelo se cascan 6 huevos y se separan las yemas de las claras. Se juntan las 6 yemas a los dos huevos restantes hasta completar los 8 de la receta. Se echan las 16 cucharadas de azúcar y se mezcla bien hasta conseguir una crema fina, fina, filipina, como decía Peret.

20151010_170555

Se pone a calentar la leche y, una vez caliente, se aparta la canela y la vainilla. No tirarla porque se puede reciclar, congelándola, y reutilizándola para posteriores ocasiones.

20151010_170516
Se vuelca la leche en la crema fina pasándola por un colador para evitar grumos y que el calor de la leche no cuaje el huevo. Se vuelca todo en el flanero que ya está frío. Se mete en el horno en el que, previamente, se habrá echado agua caliente para formar el baño de María.

20151010_170704

Cuando esté ya caliente se deposita el flanero y se deja cuajar, por espacio de 45 minutos, hasta que se pinche con el cuchillo y salga éste limpio. Se deja enfriar y se sirve en un plato o bandeja bien elegante y ¡a disfrutar!

20151011_143803

Advertisements
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s