SOLOMILLO DE CERDO AL HORNO SOBRE SALSA DE NARANJA, MOSTAZA Y MIEL

20151122_100628

EL PRODUCTO

Ponerse a plan de adelgazar no tiene por qué convertirse en un castigo. No es preciso comer, cada día, esas medias suelas de ternera a la plancha; esas soseces de merluza hervida o la retorcida pechuga de pollo sacada de un crimen de la señorita Marple. También se pueden comer otras carnes, como la que hoy traemos aquí; sabrosas y jugosas, con una salsa apetecible que no convierta tu día en algo aburrido y continuo. Veamos…
Si hay algún alimento del que podamos presumir como nacional este es el cerdo ibérico. Es algo más caro que el cerdo blanco, es cierto, pero al no cocinarlo habitualmente, cuando tengamos que guisar un solomillo, bien podremos hacer el esfuerzo y comprarlo de esta raza. La diferencia entre el cerdo ibérico y el blanco se debe a su crianza. El cerdo ibérico se cría en libertad y se engorda en la denominada “montanera” en la que pasta a su aire en la dehesa poniéndose como el Tenazas de bellotas –gana un kilo al día-, que es alimento rico en glúcidos y grasas cardiosaludable. Si este cerdo ha precisado de una dieta complementada en piensos, se le clasifica como “de recebo”.

INGREDIENTES

Solomillo de cerdo (si es ibérico, mejor)
Sal
Pimienta
Aceite
Miel
Mostaza de miel. Yo utilizo hoy la moutarde au miel, de L’Atelier de la moutarde corse que tengo en casa. Aunque también las nacionales son buenas.
Zumo de dos naranjas

PREPARACIÓN

Retiramos del solomillo la telilla que lo recubre y eliminamos las partes grasas con la punta de un cuchillo bien afilado.

20151122_101059

Untamos con la mano de aceite de oliva, y pimienta negra y lo ponemos en una bandeja o rustidera para horno. No sale la carneé guisando. La carne de cerdo ibérico tiende a menguar al cocinarla, por el contenido en grasa que tiene, por lo que se recomienda no añadirle sal antes de cocinarla, con el fin de evitar la salida de jugos.
Aparte, y en un bol amplio echamos dos cucharadas de mostaza de miel –puede sustituirse, también, por mostaza a la antigua, o la de Dijon- y la misma cantidad de una buena miel. Batimos hasta conseguir una salsa homogénea.

produits-corses-moutarde-au-miel-de-corsePintamos el solomillo con una brocha con esta salsa y le ponemos parte del zumo de naranja y lo metemos en el horno a 180 grados durante, al menos, media hora.

20151122_132606

Cada poco tiempo abrir el horno y untar con más salsa. Ir añadiendo, también, parte del zumo a medida que se vaya secando.
Sacar el solomillo, salarlo y cortarlo en pequeñas lonchas, de un dedo de grosor, procurando no cortar de arriba abajo, sino en diagonal para que se aprecie mejor la veta y el color sonrosado.

20151122_140828 (1)

P.D.- Hemos acompañado el solomillo de un puré de patatas. Un puré natural con un chorrito de aceite y espinacas.

Advertisements
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s