GUISANTE LÁGRIMA. EL CAVIAR VERDE

20160126_122726 (1)

EL PRODUCTO

Este año de verano continuo el guisante lágrima se ha adelantado. Si bien su recolección se produce a final de febrero este año, de forma sorpresiva, se ha adelantado en algunas huertas que lo plantaron tempranero. Se denomina de lágrima a aquel guisante que se recoge en la huerta con proximidad a la mar. Algunos guipuzcoanos sitúan este terreno en las explotaciones de Getaria lo que es bastante exacto pero, sin necesidad de cogérsela con las pinzas de un txangurro, se puede extender a toda huerta cantábrica que recibe el viento salobre directamente de la mar.
El guisante lágrima es el denominado caviar verde o caviar de huerta y se recolecta, como ya se dijo, a finales de febrero y hasta primeros de julio. Se cultiva en bancales de huertas frente al mar y, dependiendo de su tamaño o calibre recibe los nombres de lágrima, extra o normal. Es recogido manualmente –como todos, vamos- y a primera hora de la mañana pelándolo y calibrándolo para su posterior venta. Su exaltación se debe, como casi todo en gastronomía, a los cocineros vascos que llevan un siglo sin cocinar, dando charlas en la tele o dirigiendo restoranes en Vietnam, Tokio y Bangkok.
El guisante lágrima, es lo que la cursilería ramplona gastronómica llama delikatessen –término alemán para no decir delicia, que debe de resultar cursi y chachuno- El precio de estos guisantes llega a alcanzar los 300 euros por kilo y, recomiendan comerlo crudo. ¿A que está usted deseando gastarse 50.000 pelas en comer guisantes crudos?, claro, ya me lo imaginaba.

INGREDIENTES

Patata
Guisantes lágrima o nuevos
Aceite
Ajo
Perejil
Sal
Huevo cocido

PREPARACIÓN

Poner en una cazuela un diente de ajo cortado en trozos pequeños. Cuando tome el color del caramelo añadir las patatas que habrán sido cortadas en lascas o, si es que tiene prisa, en rodajas finas que se cuecen antes.

20160126_122605

Cubrirlas de agua. Cuando estén prácticamente cocidas añadir el guisante y mover continuamente para hacer que la patata suelte la fécula y engorde la salsa.

20160126_123731

Cortar los huevos duros en gajos y espolvorear de perejil dándole un buen meneo a la salsa. Colocar los huevos para que queden bonitos y aparentes y ¡hala! a disfrutar de un plato sano, cómodo, fácil y barato. Buen provecho.

20160126_125922

Advertisements
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s