TORRIJAS, TORRADAS O TOREJAS


EL PRODUCTO

De las torrijas, las de comer, claro, que las de beber son otra cosa, ya nos contaba, y no paraba el historiador romano Apicius, no el feo, que ese era Picio y no Apicius. Las torrijas eran alimento recuperador para las parturientas y, poco o nada, tenían que ver con la Pascua. Las torrijas, siempre, se acompañaban con un vasito de vino que, también, tiene el mismo efecto incluso para quienes no paren.

En España sabemos de ellas desde el siglo XV pero, pese a lo que nos cuenten, no crean que es una forma de aprovechar el pan sobrante. ¡Qué va…! Cómo iba a sobrar pan en la edad  media que tenía la gente más hambre que Dios talento. A las torrijas, por aquellas calendas, se las conocía como pan migado y, en el lenguaje culto como suppe dórate. En Francia, tan finos ellos, la llamaban pain perdu y en Inglaterra –es un decir porque estos no saben cómo es el pan- le decían payn purdyeu. En Madrid era costumbre, en las tabernas, servirlas con un chato de vino y quedan, todavía –ahí está la Casa de las Torrijas, en la calle de la Paz, El anciano rey de los vinos, etc.-

INGREDIENTES

Pan

Leche

Canela en rama

Azúcar

Harina

Huevo

Cáscara de limón

Aceite de girasol

Canela molida

PREPARACIÓN

Pone la leche en un cazo y añadirle la canela en rama y la cáscara limpia el limón, sin lo blanco que amarga. Ponerlo todo a cocer a fuego suave


Vuélcala a una fuente amplia y dejar templar. Cortar el pan en rodajas. Cortar el pan el lonchas oblicuas de unos 3 cm. de grosor y ponerlas en un plato. Verter la lecha encima y dejar que se empapen bien y se enfríen. 

Pasarlas por harina y huevo batido escurriendo bien el pan. 

Freírlas sobre aceite de girasol un minuto por cada lado hasta que se doren y dejarlas escurrir en un planto con papel absorbente. Espolvorearlas con azúcar y la canela molida envuelta.

OPCIONAL

Hacer un jarabe con 500 gr. de azúcar y medio litro de agua y una cáscara de limón sin lo blanco. Dejarlo al punto de jarabe y, una vez frío, regar con ello las torrijas.

También pueden hacerse sin harina para que resulten menos amazacotadas. Esto, como la risa, va por barrios.

 

Advertisements
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s